Menu
Radio en vivo
A+ A A-

“La policía de Ingeniero Juárez detuvo a Agustín sin ningún motivo”

20 abril 2017

Por Con los pies en la Tierra

El pasado viernes 14 de abril, a eso de las cuatro de la tarde, el referente  wichí de Ingeniero Juárez (Formosa) Agustín Santillán fue detenido por la policía provincial.  “Él se fue a escuchar la asamblea que convocaron los hermanos wichí de todas las comunidades que trataba sobre los conflictos de los jóvenes en nuestro pueblo”, cuenta su compañera Gabriela Torres quien ahora se encuentra en la capital provincial intentando poder verlo. 

“La policía de Ingeniero Juárez detuvo a Agustín sin ningún motivo”, relata Torres al tiempo que denuncia que “el lunes (17 de abril) fue la única vez que vi a Agustín, desde ayer que no sé nada de él, ni donde lo tienen”.  Ingeniero Juárez está ubicado en el extremo oeste de Formosa, casi en el límite con Salta y en los últimos tiempos sufrió inundaciones producto de las lluvias y el desmonte.  El propio Santillan estuvo visibilizando esas inundaciones por las redes sociales y denunciando la falta de ayuda estatal. 

El último día que Gabriela pudo estar un momento con su esposo, constató torturas y malos tratos: “físicamente Agustín fue torturado porque tiene el cuerpo con golpes, moretones y golpes. Tiene una hinchazón en la cabeza y el ojo derecho todo morado. Cortes en la nariz y la boca, las manos hinchadas, las muñecas con cortes, los brazos todos morados y raspado en la espalda porque lo arrastraron entre diez policías lo golpearon”. 

Hasta el momento de la entrevista, miércoles de abril por la noche, Gabriela aún no había podido ver a Agustín. A ello se suma que el organismo encargado de defender los derechos de los pueblos originarios, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) recién se había comunicado con ellos el 18, es decir, cuatro días después de haber sido detenido. “No tenemos respuesta de porqué la policía actuó de esa manera violenta con Agustín”, se pregunta Gabriela.