Menu
Radio en vivo
A+ A A-

A 40 años del inicio del funcionamiento del Ex CCDTyE “Olimpo”

17 Agosto 2018 /

Por Radio Presente /

En la madrugada del 16 de agosto de 1978 tres camiones del Ejército vaciaron el centro clandestino “el Banco” y trasladaron a todos lxs detenidxs a lo que integrantes del Servicio Penitenciario Federal habían comenzado a construir unos meses antes en el barrio de Floresta: el Olimpo. “Sentimos olor a cal fresca”, recuerda hoy a 40 años del inicio de su funcionamiento Isabel Cerruti, sobreviviente y coordinadora del Espacio para la Memoria y la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos Ex CCDTyE “Olimpo”.  

“Esto da cuenta de que era parte de un plan sistemático”, recalca Cerruti y recuerda que la lucha de vecinxs y organizaciones sociales recuperó este espacio hace ya trece años.  Unas dieciocho velas encendidas debajo del cartel del parque 30.000 compañerxs detenidxs desaparecidxs es lo primero que se ve al ingresar al predio del “Olimpo” para el homenaje a lxs compañerxs.

Unx a unx leen. Se pasan el micrófono, eligen al azar una frase o un párrafo. Hay sobrevivientes, escritorxs e hijxs en la mesa que se dispuso justo frente a lo que se denomina “el pozo”, el lugar donde estuvieron detenidos lxs compañerxs. “No los perdone padre, ellos saben lo que hacen” se escucha. Ese es el resultado de un libro colectivo escrito por lxs sobrevivientes donde mediante el recurso de la poesía, la narración o el cuento recuerdan a lxs compañerxs que no están, las anécdotas, los recuerdos. Un documento colectivo que plasma y mantiene la memoria.

Más de ciento cincuenta personas inundaron el predio ubicado en Ramón Falcón 4250, en el barrio de Floresta. La tarde noche de este jueves estuvo atravesada por una pregunta: “¿Aquí hubo niños?” y la respuesta estuvo presente porque en este 16 de agosto se sumaron las voces de lxs hijxs que estuvieron secuestrados con sus padres y madres, algunos unas horas, otros unos días.

Adriana Lewy, es cantante y siendo niña estuvo en el “Olimpo” secuestrada con sus padres. “Tenía un año y medio”, recuerda desde el escenario y agradece a todos los sobrevivientes porque “sin ellos no sabría nada de lo que se. Son guardianes de la memoria”. “La memoria y la verdad son sanadoras”, dice para después, junto con Luanda y Tina, tocar unas chacareras y zambas. Adriana es hija de Jorge Claudio Lewy y Ana Maria Sonder, militantes de la Juventud Peronista ambos detenidos desaparecidos.

Unos ochenta niños fueron arrancados de sus padres y treinta estuvieron en el momento del secuestro cuenta la muestra “¿Aquí hubo niñ@s?”, inaugurada el jueves en el espacio. “Esos niños narran para la justicia, para la memoria, son sobrevivientes”, lee Natalia Rizzo, integrante del equipo que trabaja en el sitio, al inaugurar la muestra.

El jueves, además, tocó otro grupo Wayrapampa donde uno de sus integrantes estuvo secuestrado unas horas acá junto a sus papás. Rubén es hijo de la sobreviviente Adriana “Lali” Fernández y alcanzó a decir “vengo con mi hija” y una versión de la canción el Tempano fue su argumento. “La voz de los hijos toman la posta”, sintetizó Isabel Cerruti.

Para recordar el canto Adriana recurre a Mercedes Sosa. El piano se funde con el bombo y su voz en medio del Ex “Olimpo” y una zamba recuerda: “Yo muero para volver, juntando el rocío en la flor del laurel”.

Tres centros clandestinos

El circuito ABO funcionó al menos desde febrero de 1977 hasta enero de 1979, bajo la órbita operacional del entonces General de División Carlos Guillermo Suárez Mason a cargo del Comando del Primer Cuerpo del Ejército correspondiente a la Zona de Defensa I. Se trató de un único centro que fue mudando su sede sucesivamente, pero que mantenía sus guardias, detenidos, modus operandi e, incluso, su mobiliario.

Atlético estaba ubicado entre las calles Paseo Colón, San Juan, Cochabamba y Azopardo en lo que eran dependencias de la Superintendencia de Administración. Tenía capacidad aproximada para mantener en cautiverio a 200 personas y según datos que se expresaron en el juicio “se habrían alojado allí más de 1500 personas”. Operó desde mediados de 1976 hasta diciembre de 1977. Fue demolido para la construcción de la autopista 25 de Mayo. 

El Banco funcionó en la intersección de la autopista Richieri y el Camino de Cintura, en La Matanza, provincia de Buenos Aires. Eran instalaciones que pertenecían y pertenecen a la Policía de la provincia de Buenos Aires. En aquel sitio operaron varias fuerzas desde fines de 1977 a mediados de 1978. 

El Olimpo operó en la División Mantenimiento de Automotores de la PFA, ubicado en las calles Lacarra y Ramón L. Falcón de la Ciudad de Buenos Aires. Funcionó desde del 16 de agosto de 1978 hasta comienzos de 1979, en que fue desmantelado. Hoy los tres lugares son sitios de memoria. 

-A 40 años del inicio del funcionamiento del Ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio “Olimpo”, Nunca más.