Menu
Radio en vivo
A+ A A-

“Después de 9 años vamos a poder vivir tranquilos en nuestro territorio”

25 Octubre 2018 /

Por Con los pies en la Tierra

El pasado miércoles la justicia tucumana condenó a 22, 18 y 10 años de prisión a los autores del asesinato en 2009 del cacique de la comunidad Chuschugasta Javier Chocobar. Su hijo Audolio dijo que la condena “satisface a la comunidad”. Además, recordó al estado provincial que debe “entregar los títulos a las comunidades” y al Nacional que apruebe una ley de Propiedad Comunitaria Indígena. 

 

Hijo de Javier Chocobar y uno de los actuales voceros de la comunidad Audolio habló sobre la condena del pasado miércoles al empresario Darío Amín, que fue condenado a 22 años de prisión, y los ex policías Luis “el niño” Gomez y Eduardo Valdivieso, condenados a 18 y 10 años de prisión respectivamente.

“Es una condena que nos satisface a nosotros y la comunidad en general, teníamos una sensación de que se dicte una pena menor, después de 9 años vamos a poder vivir tranquilos en nuestro territorio”, explicó a pocas horas de la sentencia Audolio

Y agregó: “Desde aquí en adelante tenemos otra mirada, estamos más seguros de nuestro territorio pero seguimos exigiendo por la entrega de títulos a las comunidades indígenas que habitan en Tucumán y nacionalmente, exigimos que se implemente la ley de propiedad comunitaria”, exigió.

Es que para Audolio la sentencia también significa que su padre “va a poder descansar en paz” y para la comunidad un alto a la persecución por parte de la familia del empresario. Recordó que “del 2009 en adelante hemos sufrido las provocaciones de ellos hacia la comunidad. La madre de Amín se hizo presente en el territorio en varias oportunidades por intereses económicos”.

“En el 2012 Amín viene a la cantera, se mete en mi casa y hace un asado con Gendarmería a 50 metros de donde fue el hecho. Ha sido una burla total hacia la comunidad”, recordó y sentenció que “ya podemos estar en paz en nuestro territorio” aunque advirtió: Nos queda un proceso por delante hasta que la sentencia quede firme, fortalecidos como comunidad vamos a lograr eso”.

La histórica sentencia dictada por los jueces de la sala IV de la Cámara Penal de Tucumán, integrada por lxs jueces Wendy Kássar, Emilio Paez de la Torre y Gustavo Romagnoli, también ordenó la detención inmediata de Amín y sus secuaces al tiempo que los condenó civilmente y deberán indemnizar a la comunidad.